top of page

Portal personal

Cada cuánto hay que cambiar los frenos de la bicicleta

Muchas personas se preguntan cuándo hay que revisar los frenos de la bicicleta, y es que es una cuestión muy importante para circular con total seguridad. El uso habitual de la bicicleta obliga a llevar un mantenimiento constante de la misma, y en esta tarea aparecen acciones como mantener engrasada la cadena, tener las ruedas suficientemente infladas, llevar el sillín y el manillar en buen estado y bien colocado... En este caso nos centraremos en los frenos de la bici.


Cambiar los frenos de la bici

¿Frenos de la bicicleta, de pastilla o de disco?

Hay dos sistemas comunes de frenado, los frenos de zapata y los de disco. Los más populares en el mercado son los de disco, dejando los de zapata para bicicletas de carretera o de montaña de gama baja. Por otro lado, en bicicletas urbanas, como es el caso de las de Kleta, también son habituales este tipo de frenos.


Los frenos de zapata, también denominados V brake, pesan menos, son más aerodinámicos y fáciles de reparar, además de más baratos. Por su parte, los de disco ofrecen mayor potencia de frenado y precisión, funcionan mejor en climas húmedos y se pueden instalar en bicicletas con ruedas anchas, como las de montaña.


 

Conoce todas las ventajas de una suscripción con Kleta



 

¿Cuándo hay que comprobar los frenos de la bicicleta?

Responder a la pregunta de cuándo cambiar los frenos de la bici implica cuestionarse varios aspectos en función del tipo de freno. Si es de zapata, la duda será cuándo cambiar las zapatas del freno, pero, si es de disco, la respuesta tiene relación con purgar los frenos de la bici y, obviamente, con la pregunta cuándo cambiar las pastillas de freno de la bici.


En ambos casos, lo primero es comprobar el estado de la maneta. Los frenos de disco hidráulicos incluyen un depósito con aceite que se va transmitiendo por el cable de freno hasta el disco, lo que sirve para optimizar el frenado. En esta revisión es también conveniente comprobar la distancia entre la menta y el manillar, para que la acción de frenado sea cómoda.


Una segunda acción es chequear el cableado, para que conecte bien la maneta con las pinzas de freno o las zapatas. Aquí la ventaja de los frenos de disco es que la rueda no se frena incluso aunque esta esté algo descentrada. En cambio, con los frenos de zapata, las pastillas deben estar correctamente posicionadas para facilitar un discurrir cómodo con la bicicleta.


¿Cómo cambiar las zapatas de freno de la bici?

Otra cuestión interesante a resolver es cuánto duran las pastillas de freno. No hay una respuesta universal, pues va a depender del uso de la bicicleta y el desgaste de las zapatas. Si los surcos que incluye para evacuar el agua han desaparecido y la zapata es plana, te toca cambiar las zapatas.


El proceso es sencillo, hay que desencajar la guía del cable para liberar las levas, desatornillar las zapatas viejas y retirarlas. A continuación, se montan las nuevas zapatas empujando la leva hasta que las piezas de frenado toquen la llanta. Este movimiento se realiza para comprobar que las levas quedan paralelas. Finalmente, las zapatas deben quedar a aproximadamente un milímetro de la llanta.




¿Cómo cambiar las pastillas de freno de una bici con frenos de disco?

Los frenos de disco presentan más dificultad para cambiarlos que los V brake, pues toca cambiar las pastillas de freno de la bici e incluso cambiar el cable de freno de la bici. La pregunta de cuánto duran las pastillas de freno tiene una respuesta similar a las zapatas, depende del uso que se le dé a la bici.


Pero si has llegado hasta aquí queriendo saber cómo cambiar las pastillas de freno de la bici, te ofrecemos la respuesta. Lo primero que debes hacer es quitar la rueda y extraer las pastillas, a partir de ahí, limpiar los pistones, preparar la pinza para los nuevos pistones lubricando con un poco de grasa y, finalmente, colocar las pastillas nuevas y la rueda en su sitio.


¡Revisa los frenos de tu bici regularmente!

Una norma general para cambiar los frenos de la bici es revisarlos de manera mensual e introducir nuevas pastillas o zapatas cada tres meses, al menos en usuarios que utilicen su bicicleta a diario. Si no es tu caso, comprueba periódicamente el estado de tus frenos para garantizar la máxima seguridad.


En el caso de Kleta, recuerda que la suscripción incluye la reparación y el mantenimiento de la bici incluidos, por lo que no tendrás que preocuparte por esto. Si tienes algún problema con tus frenos, solo tienes que avisar a nuestros mecánicos y ellos lo solucionarán en menos de 24 horas. Aún así, nunca está de más saber cómo y cuándo cambiar los frenos de una bici. Esperamos que te haya servido de utilidad esta información.

Kommentare


bottom of page