Category Bicicletas
Mejores calçots en barcelona

Tomar los mejores calçots en Barcelona no es tarea fácil. Esta receta es santo y seña de la gastronomía catalana, así que es habitual que forme parte de la carta de numerosos restaurantes en la Ciudad Condal. En este listado incluimos solo un número limitado de locales para comer calçots con salsa romesco, pero te animamos a que seas tú mismo, con tu Kleta, quien descubras las mejores masías para calçotades en Barcelona.

Can Cortada

Can Cortada es el lugar perfecto para degustar los mejores calçots de Barcelona. No dejes pasar la oportunidad de disfrutar de una buena calçotada en Barcelona dentro de un castillo que está declarado Patrimonio Artístico. Aquí vivirás una auténtica experiencia rural de la mano del propio local y su decoración, pero también por el menú, que permite comer calçots en Barcelona, tostadas con alioli y parrillada de conejo, cerdo y pollo. Para el postre, crema catalana con barquillos y porrón. Todo ello a un precio de 41 euros.

El Pintor

Hostal Pintor es otro de esos rincones en los que tomar los mejores calçots de Barcelona. Ubicado en el barrio Gótico, la apuesta por la cocina catalana es indudable, pues su teja de calçots a la brasa es realmente atractiva. De segundo puedes acompañar estas verduras con bacalao a la “llauna” o parrillada de carne de segundo. Para el postre, nuevamente crema catalana.

Nou Can Martí

A las afueras de la ciudad, en la montaña de Collserola, se asienta Nou Can Martí, un excepcional restaurante en el que tomar otros de los mejores calçots de Barcelona. Lo son tanto por su sabor como por su propia ubicación, con vistas sensacionales a la ciudad. Su terraza permanece abierta durante todo el año y su apuesta por la gastronomía catalana es un firme compromiso. Esto se pone de manifiesto por ejemplo en las calçotadas que organizan en noviembre, pero también en sus carnes y verduras a la brasa respetando la tradición.

 

Mussol Glories

Glories es uno de los cinco restaurantes Mussol de Barcelona. En realidad son cinco masías que mantienen como objetivo el impulso de la comida tradicional catalana. Aquí se puede hablar sin temor de productos de kilómetro 0 y que están cultivados cerca del mar. Esto les proporciona un sabor dulce y una ternura únicas. El atractivo añadido de Mussol es que ofrece también menús con esta receta aptos para vegetarianos, veganos y celíacos.

Can Travi Nou

Can Travi Nou es del mismo grupo que Can Cortada. Sus masías urbanas en la ciudad permiten disfrutar de calçots en Barcelona acompañados de menús de lujo. Aquí el precio es ligeramente más caro que en Can Cortada, pero la experiencia es igualmente gratificante. Si quieres degustar comida catalana sabrosa y de calidad, el grupo Travi es una apuesta segura.

Disbarat

Otro restaurante de calçots en Barcelona es Disbarat, en el barrio de Gracia. Aquí la apuesta es clara, 15 calçots por persona por menos de 30 euros, todos de agricultura ecológica con salsa de romesco casera acompañada de pan. Para el segundo son posibles la butifarra, las entrañas de ternera, el cordero a la brasa o el bacalao a la “llauna”. Si eres vegetariano, un magnífico arroz con verduras será tu segundo. Para los postres también tiran de recetas clásicas como la crema catalana o la miel con requesón.

¡Prueba los mejores calçots de Barcelona!

Son muchos los lugares donde comer los mejores calçots de Barcelona. Desde Kleta te animamos a ir conociéndolos uno a uno y disfrutar de esta tradición, la calçotada, en familia o con amigos, para que la comida sea solo un aliciente para pasar un buen rato de amistad y afecto.