Category Bicicletas
Bicicleta como parte del trabajo

Entre los diversos usos de la bicicleta encontramos la bici como parte del trabajo. No solo es el medio perfecto para ir hasta el trabajo, sino que también es de gran utilidad para muchos trabajadores dentro de su jornada laboral. La bici ofrece numerosas ventajas de desplazamiento, siendo un medio rápido, flexible y económico. Estas son algunas de las profesiones en las que las dos ruedas son protagonistas:

Repartidores en bici de pedidos a domicilio

Desde hace unos años, es habitual ir por la calle y encontrarse a repartidores en bicicleta que se dirigen a llevar los pedidos a domicilio a todos aquellos que prefieren pedir online la comida o cena de su restaurante favorito, la compra del supermercado o los productos que necesita, por lo general, en ese instante. La bicicleta, en especial la bicicleta eléctrica, es uno de los medios elegidos para realizar este trabajo por los denominados riders.

Además de permitir más flexibilidad y libertad de movimiento, es una opción más económica, puesto que no tienes que pagar la gasolina del coche o la moto, y un medio de transporte que igualmente te permite llegar a los sitios de manera rápida. Los puedes reconocer por las grandes mochilas que portan en la espalda.

Repartidores en bicicleta

Carteros en bici

Al igual que en el caso anterior, la profesión de cartero también está relacionada con la bicicleta. Aunque hoy en día quizá no sea tan habitual verlos en bici, los más nostálgicos seguro que se acuerdan de las míticas bicis de Correos con bolsos llenos de cartas a los lados. Estos profesionales han sido protagonistas de películas como Premium Rush, que gira alrededor de los problemas que se encuentra por el camino un mensajero ciclista que tiene que realizar una entrega urgente.

Podemos decir que, en cualquier profesión en la que haya que realizar entregas que no sean muy voluminosas o pesadas, la bici es una buena manera de desplazarse por la ciudad; rápida y sostenible con el medio ambiente.

Puestos ambulantes de comida y bebida

Todos hemos visto alguna vez un puesto de comida o bebida ambulante. Helados, perritos calientes, refrescos o dulces llaman nuestra atención cuando vamos por la calle, normalmente en fechas señaladas como fiestas, y vemos esas mini-tiendas con todo tipo de alimentos apetecibles. Estos puestos, que se sostienen sobre ruedas y poseen un enganche en uno de sus extremos, se pueden desplazar de varias formas, y una de ellas es la bicicleta.

Claro está que, si son puestos de mayor tamaño, lo ideal es colocarlos como remolque en los vehículos, pero, si es uno pequeño que puedes mover con tu propio esfuerzo, no hay mejor opción que la bici. Podrás desplazarte por la calle, sin necesidad de tener que estar en un punto fijo, y además estarás siendo sostenible con el medio ambiente.

Bici-taxi en Barcelona

Bici-taxi por las calles de la ciudad

En ciudades grandes, como por ejemplo Barcelona, el turismo es uno de los principales motores. Y muchos aprovechan esta oportunidad para sumarse al negocio de los bici-taxis. ¿En qué consiste esto? Muy sencillo. Un medio de transporte de tres ruedas, formado por una bicicleta y un asiento con capacidad para dos o tres pasajeros.

El “taxista” desplaza con su propio esfuerzo, pedaleando, a quienes van sentados atrás. Una forma diferente de descubrir la ciudad si eres turista o la opción ideal para desplazarse de un lado a otro sin coger el metro, el bus o un coche. En Barcelona estas bicis-taxi circulan normalmente por el carril bici.

Policía en bicicleta

En algunas ciudades ver a la policía en bicicleta es una realidad. Todavía no es una práctica muy extendida, pero, sin duda, puede aportar beneficios. Un policía en bici puede ser más próximo a los ciudadanos que si va en coche o en moto. Y es un medio útil para cuando tiene que vigilar las calles o, por ejemplo, si hay algún evento en el que los participantes van en bici, ya que puede acompañarlos al mismo ritmo.